Un nuevo impulso para la minería: la comunicación multilingüe lo es todo

La minería es una actividad productiva en la que participan actores internacionales del ámbito privado y público en todos los niveles. Desde las grandes agencias internacionales que regulan la extracción de los minerales, hasta las Pymes barriales más pequeñas que son proveedoras de la industria, todas participan en la cadena de valor de la minería y tienen lo suyo para aportar.

La minería tiene una larga historia que acompañó el desarrollo de las civilizaciones. Esta relación entre la minería y el hombre comenzó por ejemplo con el temprano uso de las rocas como primeros elementos de caza, pasando por el descubrimiento del oro unos 5000 años a.C., y luego llegó el descubrimiento y las aplicaciones del cobre y el hierro, hasta alcanzar el lugar estratégico que ocupan hoy los minerales en todos los avances tecnológicos e industriales del mundo contemporáneo. Se dice que la minería es la madre de todas las industrias, ya que aporta los minerales que se emplean en todas las demás industrias.

En la actualidad, la minería es una actividad altamente regulada a nivel internacional y local, y se va adaptando constantemente a las nuevas demandas de la sociedad de mayor sostenibilidad y responsabilidad. Una de sus características es que atrae grandes inversiones por su gran potencial de rentabilidad, pero, como otras actividades extractivas, tiene impactos en el ambiente que deben ser cuidadosamente estudiados y atendidos antes, durante y después de las actividades. De manera que la vinculación entre la ciencia y la investigación con la minería es sumamente estrecha, ya que hay una búsqueda permanente por optimizar y ajustar los procesos para respetar a las comunidades y el ambiente. Las implicancias legales y políticas de la actividad minera están en permanente evolución, en busca de un equilibrio justo.

Por eso, cuando se habla de la minería, pensamos en las personas. La participación y el consenso de las comunidades es central para la planificación y desarrollo de la minería, por lo que el diálogo debe ser fluido entre actores privados, sector público y la sociedad civil. El lenguaje debe ser claro y relevante para que la comunicación sea honesta.

La producción de conocimiento, la actividad comercial, el desarrollo de estándares internacionales, la comunicación con la sociedad y la regulación de las actividades generan un flujo de documentos e intercambio en distintos idiomas que deben estar disponibles para que todos los participantes de la cadena de valor de la minería los puedan conocer, analizar e implementar en el desarrollo de sus actividades. Las grandes empresas mineras son pocas, pero actúan en todo el mundo. Y en cada localidad donde hay actividades mineras intervienen proveedores locales junto con proveedores internacionales, ya que algunas tecnologías se desarrollan en pocos países y se exportan a los sitios donde se necesitan. Entonces, el intercambio cultural, económico y social que acompaña a la minería es muy rico.

Los traductores profesionales especializados en minería son quienes trabajan meticulosamente para que los textos y comunicaciones en torno a la minería se puedan entender en todos los idiomas y entornos culturales. Estos traductores profesionales poseen formación especializada y experiencia relevante para comprender el contexto y los detalles de una actividad productiva tan compleja como la industria minera, y así es como se producen traducciones con valor lingüístico, técnico y legal. En este contexto, frente a una actividad tan compleja, las traducciones especializadas son el vehículo de comunicación que lleva las ideas a buen destino.  

Cuando pensamos en minería, pensamos en grande. Traducir para la cadena de valor de la minería es traducir para que la grandeza de las civilizaciones evolucione de la mano de cada persona. Y este trabajo sí que vale oro.

La minería tiene una larga historia que acompañó el desarrollo de las civilizaciones.

5 Claves a tener en cuenta antes de contratar Servicios de Traducción

La empresa que contrata un servicio de traducción para sus documentos está contratando mucho más que un traductor. Está contratando confianza, profesionalismo y un resultado determinado. Como en todo servicio, las posibilidades de equivocarse al elegir un traductor son infinitas, especialmente si la empresa o persona que necesita la traducción no utiliza con frecuencia este tipo de servicios y por lo tanto no está familiarizada con los pasos. A veces hay confusión en torno a las expectativas y no siempre se entiende que, para llegar a un resultado esperado, hay que desarrollar un proceso que atraviesa varias instancias.

Pero ya sea que la empresa contratante posea o no experiencia en la procuración de servicios de traducción, hay algunos puntos clave que guían la elección del traductor adecuado para cada situación:

Dos personas de negocios cerrando un trato
Los traductores son profesionales expertos en cada campo, que trabajan como aliados comunicacionales con las empresas.
  • La traducción debe ser un punto de partida confiable para la toma de decisiones. Debemos entender que el usuario final de la traducción la utilizará como herramienta de información veraz en base a la cual dirigirá sus actos. Si la traducción es ambigua, las consecuencias de las acciones pueden ser fatales. Todos los involucrados en el proceso deben tener este precepto en mente durante todo el curso del desarrollo del servicio.
  • La traducción debe estar lista en los plazos estipulados al momento de la contratación. El tiempo de entrega es un factor decisivo. Al efectuar la contratación hay que conversar francamente con el traductor sobre las necesidades y la existencia de flexibilidad o no en los plazos, y obtener de parte del traductor el compromiso de cumplimiento apropiado.
  • El conocimiento que un traductor tenga sobre el tema determinará, entre otras cosas, el éxito al saber interpretar el texto en su contexto. Para realizar una buena traducción es imprescindible entender el contexto y todo lo que ello implica para otorgarle a cada expresión el sentido adecuado al caso en sus idiomas y contextos culturales.
  • Dedique a la traducción al menos tantos medios como haya dedicado al original. Cada sector, negocio, o especialidad tiene su traductor especializado. Los mejores traductores serán aquéllos que dominen mejor el tema, el contexto y su vocabulario. Hablar con los traductores antes, durante y después de la entrega del servicio, le permitirá entender si escogió el traductor indicado.
  • Conviene entregar al traductor todo el material de referencia antes de comenzar el trabajo. Si la empresa ya tiene traducciones hechas con anterioridad, que le hayan dado buenos resultados, le van a servir al traductor para identificar el estilo que la empresa espera en la traducción, y el resultado será un texto en el otro idioma que conservará la coherencia deseada.

La traducción no es un commodity y por lo tanto los traductores son profesionales expertos en cada campo, que trabajan como aliados comunicacionales con las empresas. Aclarar las expectativas y transmitirlas correctamente al traductor harán que la contratación de servicios de traducción sea una oportunidad comunicacional productiva y feliz.

La cadena de valor del petróleo y el gas demanda esfuerzos extra de comunicación multilingüe en tiempos de guerra.

En vista de la relevancia mundial del sector de Oil & Gas, y considerando la situación de conflicto armado en Ucrania que afecta este y otros sectores, se advierte que las repercusiones en las cadenas de valor asociadas son inmediatas. Por esta razón conversamos con la traductora pública Verónica Magán Laca, especializada en traducciones para desarrollo industrial, sobre el rol esencial que desempeña la comunicación multilingüe para la industria y para el mundo en momentos críticos como el que se vive actualmente.

Nota con Verónica Magán Laca publicada en EconoJournal.com.ar.

En vista de la relevancia mundial del sector de Oil & Gas, y considerando la situación de conflicto armado en Ucrania que afecta este y otros sectores, se advierte que las repercusiones en las cadenas de valor asociadas son inmediatas. Por esta razón conversamos con la traductora pública Verónica Magán Laca, especializada en traducciones para desarrollo industrial, sobre el rol esencial que desempeña la comunicación multilingüe para la industria y para el mundo en momentos críticos como el que se vive actualmente.
Nota publicada en EconoJournal.com.ar

¿Cómo ve la situación actual del sector oil and gas y qué rol juegan los servicios de comunicación?

La cadena de valor del petróleo y el gas es muy propensa a verse afectada por los acontecimientos internacionales. Tanto el precio de los combustibles, como el volumen de bienes y servicios asociados a su cadena de producción y comercialización, pueden tener variaciones marcadas cuando ocurren en el mundo hechos significativos como el conflicto de Rusia y Ucrania. Esto lógicamente afecta también al volumen de flujo de documentación y comunicaciones que se generan en la industria, por lo que los traductores acompañamos ese vaivén con nuestros servicios de comunicación. Así que el volumen de trabajo de los traductores especializados aumenta al mismo ritmo que aumenta el flujo de documentación que va generando el sector para adaptarse a esta situación tan crítica.

¿A qué se debe el gran volumen de traducciones que demanda el sector del petróleo y gas, y cuáles son los idiomas que más se traducen?

A partir del conflicto en Ucrania, se produjeron interrupciones de rutas comerciales y demoras en los transportes por las sanciones impuestas a Rusia, entonces todo eso genera un flujo de comunicaciones y documentación extra que necesita traducción rápida y precisa. Empresas de servicios de logística, autoridades aduaneras, gobiernos, fabricantes y clientes, todos buscan que las operaciones se desarrollen según los planes o bien que se adapten al nuevo escenario lo mejor posible, así que los traductores tenemos que acompañarlos con nuestro servicio de comunicación entre idiomas y culturas. En este momento, idiomas como ucraniano, polaco, ruso, inglés, francés y alemán, entre otros, están generando mucha información en temas como política, periodismo, derechos humanos, economía, planes de contingencia, y eso obviamente genera un flujo de traducciones hacia y entre otros idiomas como español, chino, italiano, árabe, etc.

Además, desde hace décadas vemos que la tecnología evoluciona cada vez a una velocidad mayor en la industria. Los nuevos desarrollos tecnológicos y científicos para el sector tienen su origen en distintas regiones del mundo y por lo tanto se generan en variados idiomas. Las organizaciones necesitan conocer, evaluar e implementar las nuevas tecnologías con la mayor velocidad posible, para no quedar atrás en lo que respecta a rentabilidad y eficiencia. Entonces es imprescindible contar con traducciones confiables, donde el idioma inglés está usualmente involucrado. Son traducciones especializadas, con alto contenido técnico y legal por las características propias de la industria, realizadas por traductores profesionales. La gran velocidad en el ritmo de modernización de la tecnología, implica la necesidad de replicar el mismo ritmo en la elaboración de las traducciones. 

¿Cuáles son otras áreas que también demandan gran volumen de traducción ahora? (hacer click para leer la entrevista completa)

Fuente: Revista Econo Journal

¿Cómo se dice: presentar una licitación o licitar?

El verbo licitar es válido tanto con el significado de ‘participar en una subasta o concurso público’ como con el de convocarlos.

En los medios es habitual encontrar frases como «Jujuy licita 8 parques solares en pequeñas localidades del interior provincial», «El Gobierno de Río Negro licitará diez áreas petroleras» o «Licitan una obra para un edificio público en Gualeguaychú».

El «sistema por el que se adjudica la realización de una obra o un servicio, generalmente de carácter público, a la persona o empresa que ofrece las mejores condiciones» se llama en español licitación; de quien se presenta a este tipo de concursos se dice que licita, y de la autoridad que hace la convocatoria, que saca a concurso (público), que saca a licitación o, también, que licita la obra o el servicio de que se trate.

Este último empleo de licitar se halla tan asentado que ya se incluye en la vigesimotercera edición del Diccionario de la lengua española, por lo que su uso en los ejemplos anteriores es completamente apropiado.

Esto no quita que pueda seguir optándose por las otras alternativas como recurso estilístico, de modo que también se pueden utilizar otras expresiones como convocar una licitación, llamar a licitación y sacar a concurso público.

reclicitar

Fuente: https://www.fundeu.es/

30 de septiembre: Día Internacional de la Traducción y los Traductores

Llegamos a otro 30 de septiembre y, este Mes de la Traducción 2021, tuvimos la oportunidad de asistir a un Conversatorio sobre Comercio Exterior y Pymes, donde hablamos sobre la Traducción de idiomas como herramienta de comunicación a la hora de internacionalizar las empresas. Fue un evento organizado por la Unión Industrial Quilmes, con el apoyo de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires, en el marco del ciclo de capacitación continua.

En el Conversatorio contamos con la presencia de representantes pymes exportadoras de la Provincia de Buenos Aires que puntualizaron sobre la necesidad creciente de perfiles internacionales para sus empresas. Y desde VML Traducciones hicimos foco en la comunicación relevante en el plano internacional a partir del trabajo de los traductores especializados, que son quienes conocen cada ámbito particular y logran establecer una comunicación entre empresas de distintas culturas.

Así es que festejamos este Día Internacional de la Traducción intercambiando ideas sobre relevancia comercial y cultural de los traductores y traductoras para ayudar a las Pymes a relacionarse en el mercado internacional.

¡Feliz Día Internacional del Traductor!

La traducción como eslabón imprescindible en la cadena de valor del petróleo, gas, energía y minería

Entrevista publicada en Revista Petroquímica

Conversamos hoy con la Traductora Pública Verónica Magán Laca, que traduce para los sectores de energía, petróleo, gas, infraestructura, minería y química. Aprovechamos para indagar un poco sobre la participación de la traducción en los negocios de estos sectores, algo que no se menciona tanto.

¿Qué rol cumple la traducción en una industria?

Las distintas fases de las cadenas de abastecimiento de la industria se encuentran separadas, es decir, en distintas empresas y territorios. La traducción actúa como hilo conductor, acercando cada empresa y cada territorio entre sí, poniendo todos los elementos disponibles en los idiomas que utiliza cada participante de la cadena. El éxito de los proyectos depende del buen entendimiento y aporte de todas las partes, y me atrevo a decir que esto solo es posible gracias a las traducciones que están presentes a lo largo del desarrollo de cada producto y cada proyecto. Hoy se pueden utilizar recursos y fuentes desarrolladas en cualquier lugar del mundo gracias a la traducción.

La traducción participa en la cadena de valor de las industrias integrando todos los elementos de las distintas fuentes. Desde la etapa de planificación, financiación, investigación, pasando por la producción, comercialización, logística, marketing, etc., la traducción integra a todos los actores que intervienen en una industria haciendo accesibles los aportes de cada uno en distintos idiomas. La función de la traducción es poner los recursos globales a disposición de un proyecto específico.

¿Cómo funciona la traducción en la cadena de valor de un proyecto? [hacer click para leer la entrevista completa]

6 Beneficios de la Traducción Profesional para el éxito de los negocios

6 BENEFICIOS DE LA TRADUCCIÓN PROFESIONAL PARA EL ÉXITO DE LOS NEGOCIOS.

Los negocios se concretan a partir de una buena comunicación, oportuna y en un idioma en común. La traducción profesional de sus documentos significa 6 beneficios para el éxito de sus negocios:

  • CONFIANZA: Traducir la documentación al idioma de los clientes y socios genera confianza, porque la comunicación se percibe de manera transparente.
  • PRESTIGIO: Invertir en traducción profesional incrementa la percepción del prestigio de la marca empresa.
  • CALIDAD: La traducción profesional se diferencia de otras traducciones porque logra transmitir entre culturas, mucho más que palabras.
  • GARANTÍA: La traducción realizada por un traductor profesional tiene la garantía de un proceso de trabajo preestablecido, con etapas y tiempos planificados cuidadosamente.
  • NUEVAS OPORTUNIDADES: La comunicación multilingüe de los productos y servicios significa llegar más allá de los límites geográficos.
  • INTERNACIONALIZACIÓN: Las empresas crean bases sólidas para actuar y consolidarse en el mercado internacional a partir de la traducción profesional de sus comunicaciones internas y externas.

Para comunicar su producto o servicio en un idioma distinto, necesita poder confiar en un traductor profesional que conozca el mercado de destino y que sea un experto en su sector. Contacte a VML Traducciones y le prepararé una cotización para que obtenga las traducciones que necesita con el resultado profesional que se merece.

Idiomas de trabajo: inglés, español, portugués e italiano.

El comercio internacional y la traducción

d08d168449c69391d38bfe6a7e7395d7El comercio internacional de bienes y servicios es cada vez más activo y multilateral. El intercambio comercial internacional beneficia a los pueblos retroalimentando las relaciones culturales y económicas. La internacionalización de bienes y servicios es ahora más accesible ya que innumerables herramientas comerciales ponen al alcance de pequeñas y medianas empresas y emprendedores la posibilidad de comunicar al mundo lo que se produce y lo que se busca a través de Internet.

La comunicación es la base de todo intercambio y para que sea efectiva es fundamental utilizar un idioma en común, y el comercio internacional obviamente no es la excepción. Por lo tanto las traducciones son indispensables cuando se desea llegar a un público con un idioma distinto. Gracias a la traducción además es posible tener presencia digital en todo el mundo, mostrar y vender productos y servicios a cualquier público extranjero.

La base de la presencia internacional es una página web en dos o más idiomas, que muestre al mundo el producto o servicio que se ofrece, comunicándolo de la forma adecuada, en el idioma adecuado. Comunicar en el mismo idioma del público al que queremos llegar es la base de la confianza, indispensable para generar negocios fructíferos.

Los profesionales de la traducción además de conocer los idiomas con los que trabajan, poseen un conocimiento cabal de la cultura de los pueblos que utilizan dichos idiomas, por lo que al traducir un mensaje, documento, página web, etc. ponen al servicio de la comunicación mucho más que la corrección lingüística. El profesional de la traducción es un aliado indispensable para el comercio exterior, que logra transmitir la confianza necesaria para que la comunicación en los distintos idiomas sea exitosa.

 

Córdoba, ARG: Ciclo televisivo sobre la Justicia

El ciclo televisivo «Justicia Cerca», organizado por el TSJ de Córdoba, comenzó a emitirse en el canal 10 de la provincia y ya lleva su segundo episodio,  y el sábado próximo a las 13.30 hs. se proyectará un episodio que cuenta cómo se facilita el acceso a Justicia a través de la construcción de nuevos edificios judiciales. El ciclo muestra las diferentes actividades que la Justicia de Córdoba lleva adelante para prestar un servicio más eficiente a la ciudadanía. Los diferentes episodios podrán verse los próximos lunes, a partir de las 22.30 horas, y los sábados, a las 13.30 horas, por la pantalla de Canal 10.

Origen: Córdoba: La Justicia sale por TV

The true meaning of leaving no one behind [The Lancet]

Sometimes it is important to go back to basics. For human interaction, one of the basics is language, the system of communication that, when applied at its best, allows us to understand each other, share, cooperate, and pull each other towards a better place. When on a collective journey towards a common objective such as the Sustainable Development Goals, with a rallying cry of “leaving no one behind” and a central aim of “reaching the furthest behind first”, this system of communication is fundamental to move beyond just the rhetorical: to be truly reached, the furthest one behind will need to understand what she is being told, and most likely, that exchange will have to be done in her own language. That principle should apply to all aspects of development, including global health.
With roughly 7000 living languages in the world, miscommunication is inevitable, but there are times and places when particular care should be taken to ensure that the message is clear and fully understood. Take the highly volatile situation of Ebola in eastern Democratic Republic of the Congo (DRC) for instance. Since the outbreak was declared in August 2018, there have been over 1000 confirmed and probable cases in North Kivu and Ituri provinces. Because the trauma of conflict has compounded the impact of the outbreak on the population, community engagement and ownership of the response are particularly important in the DRC. Last month, Translators without Borders released the results of a rapid studyevaluating the effectiveness of risk communication materials on Ebola used in North Kivu. The results are striking: they show that materials used for the response—posters, brochures, and consent forms for the Ebola vaccine, some in French, some in standard or local Congolese Swahili—are not fully understood. Basic vocabulary in French related to Ebola was not recognised in focus groups and half of the participants misinterpreted a poster inviting the sick to present to the nearest health centre as the complete opposite, that they would not be welcome there. Consent forms used for the Ebola vaccine were also generally misunderstood, as they contained words in standard Swahili, French, and English that were not known to the participants, raising further ethical issues. This study presents the epitome of where and when the basics of language should be better applied to reach “the furthest behind” in global health.
Global health research in general should concern itself with language. As in most scientific fields, English is established as the dominant tongue. Some will rightfully argue that researchers need a lingua franca, a common language in which to communicate, but English is not strictly that: for some (indeed, a minority) it is their mother tongue, but for the rest it is a second language, one that can be mastered at varying levels of fluency, or not mastered at all. That clearly implies that when it comes to the handiwork of research—the searching for funds, the publishing, the reading, the presenting—not everyone is on the same plane, and some are left behind. A Comment published this week presents the reflections and ideas of a group of francophone researchers during a workshop at the Africa Health Agenda International Conference (AHAIC) in Kigali, Rwanda, last month on this very issue. Our readers will appreciate that we could not in good conscience publish this Comment in any language other than French, and will, we hope, take the extra step of accessing the English translation in the supplementary material if needed. The main message is that linguistic isolation and the barriers it creates are real and deeply ingrained, but also that there is a way forward. The solutions will require more consideration of the needs of different linguistic groups, the creation of support networks, and more linguistic collaboration in general. One initiative that fits neatly within these criteria is the Science and Language Mobility Scheme Africa, led by the African Academy of Sciences in partnership with the Wellcome Trust and Institut Pasteur. This brand-new programme funds research done by anglophone, francophone, and maybe soon lusophone researchers in language regions other than their own, in order to strengthen scientific collaboration while building language skills and improving cultural understanding between researchers from different linguistic backgrounds.
Such efforts are to be applauded. Leaving no one behind will require more than glancing back from a position of linguistic power and hoping everyone follows. It will require everyone, journals included, to reach out to the other and find concrete solutions to this most basic dilemma.
Source: Article Info The Lancet

Publication History

Identification

DOI: https://doi.org/10.1016/S2214-109X(19)30176-7

Copyright

User License